Telemetro Telemetro Logo

Lo que implica volver al trabajo tras la licencia de maternidad

Hoy estoy escribiendo sobre este tema con un sinfín de sentimientos encontrados, es difícil cuando pienso en reintegrarme al trabajo luego de varios meses dedicada por completo al cuidado de mi bebé; y es que no es para menos, seguramente si eres mamá y estás leyendo esta nota, te sentirás identificada; hoy les hablaré sobre cómo podemos hacer para manejar ese sentimiento de preocupación que nos invade al tener que dejar a nuestro (a) bebé al cuidado de otra persona.

Desapegarnos de nuestro (a) bebé puede resultar algo traumático, sobre todo en el caso de las que hemos estado absolutamente todos los días y meses cuidándolo (a); por eso es necesario que seamos positivas y planifiquemos con tiempo nuestro regreso al trabajo, este punto es importante, ya que de estresarnos entonces afectaremos también a nuestro (a) hijo (a).

Hay muchas dudas que tendremos, ya que conocemos cuando nuestro (a) bebé tiene hambre, cómo llora cuando tiene sueño, qué le incomoda y muchas cosas más; es por ello que si lo (a) dejaremos en un maternal o guardería, debemos explicar con detalle todo acerca de su cuidado a la persona que se encargará de él (ella), ya que esto hará que estemos más tranquilas.

En lo personal les digo que me está costando mucho asimilar la idea de dejar a mi Kiannah Valentina en una guardería, pero no cuento con el apoyo de un familiar para que la cuide, lo que sería mucho mejor porque siempre existe el miedo y las dudas de que un extraño no lo hará bien.

Viéndolo objetivamente, debemos aceptar que es necesario dejarlo (a) al cuidado de alguien más mientras trabajamos, ya que nuestro objetivo es poder darle lo mejor; así que si el cuidado estará en manos de profesionales mucho mejor.

La verdad es que cuando se va acercando la fecha de reintegrarnos al trabajo, la primero pregunta que nos viene a la mente es ¿Con quién lo (a) dejo?, hay quienes cuentan con las posibilidades económicas de contratar a una nana (como suele decirse aquí en Panamá), pero no siempre es la mejor opción, ya que encontrar a alguien de confianza para esta labor tan delicada, es difícil.

En este sentido hay tres opciones, el familiar que está en casa (mamá, tía, cuñada, etc.); contratar a una nana o dejarlo (a) en una guardería mientras trabajamos; en mi caso les cuento que escogí la tercera opción, sé que en el momento de reintegrarme me costará pero confío y tengo fe en que todo saldrá bien.

Definitivamente es un tema difícil, si se sienten identicadas y les gustaría compartir su experiencia, pueden escribirme al correo electrónico creciendoconmamapanama@gmail.com. ¡Que Dios me las bendiga!

PERFIL

Marilyn Cejas de Miranda

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros.

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente es que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.