Telemetro Telemetro Logo

Lo que implica estar en la recta final del embarazo

Si actualmente tu embarazo está avanzado, no has tenido amenaza de parto prematuro y entraste en las 39 semanas, debes saber que al no sentir dolores de parto ni romper fuente aún, deberás acudir al hospital o centro médico cercano para la respectiva revisión y ver si todo marcha bien con tu bebé.

Hoy les contaré todo lo que implica que estemos en la recta final del embarazo. En la semana del 23 de octubre de este año, llegué a las 39 semanas y decidí ir al médico, pues bien, ¿en qué consiste la revisión que te hará el ginecólogo-obstetra?.

Primero que todo tendrás que llevar tu tarjeta de control de embarazo y él verá cómo se ha desarrollado el periodo de gestación y cuántas semanas llevas (ésto, si te ves con otro doctor o doctora que no ha sido el que te ha llevado el control desde el inicio, como en mi caso); te tomará la presión y verificará tu peso.

Luego de esto, nos realizan una prueba exploratoria que consiste en la introducción de los dedos índice y medio de la mano del ginecólogo (a) en la vagina, con el fin de medir los parámetros de la fase de dilatación que indiquen el progreso del parto. Por lo general incomoda un poco, pero es de suma importancia, ya que con ello se obtiene información sobre el estado de los órganos internos, de las membranas de la bolsa amniótica, la dilatación, el borramiento del cuello del útero, la posición y el descenso de la cabeza del bebé.

Inmediatamente el especialista nos dirá si estamos o no dilatando para iniciar el trabajo de parto, en mi caso aún no lo estaba, así que posterior a este análisis me pasaron al siguiente, el monitoreo fetal.

¿De qué se trata el monitoreo fetal?. Nos dirán que nos acostemos en una camilla dispuesta para tal fin, allí nos pondrán sobre la barriga, unas correas o cintas elásticas que llevan incorporados dos transductores: uno sirve para controlar el latido del bebé y otro para analizar la actividad uterina. Este análisis puede durar de 30 a 45 minutos.

Si todo sale bien, el o la doctora te indicará que debes volver a casa, claro está, si aún no presentas dolores de parto ni has roto fuente. Este proceso resulta algo estresante para nosotras las mujeres embarazadas, ya que entramos con la idea de que nos dirán que ya nacerá nuestra (o) bebé, pero cuando esto no pasa, nos tiende a dar más ansiedad de lo normal, sobre todo en el caso de las primerizas.

Mientras escribo esta nota, estoy pensando en el momento en que nazca mi bebé, ya entré en las 40 semanas y nada, pero hoy (31 de octubre) me llevarán al hospital, lo más probable es que cuando lean esta nota ya haya nacido mi bebé, lo que les contaré en una próxima nota. ¡Que Dios me las bendiga!

PERFIL

Marilyn Cejas de Miranda

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros.

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente es que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.