Telemetro Telemetro Logo

¿Existe o no la matriz infantil?

El hecho de ser mujer, intentar lograr un embarazo y no lograrlo; me toca profundamente; sobre todo porque durante cinco años me sometí a cantidad de tratamientos sin tener resultados positivos, por el contrario, cada visita al médico y llegada del periodo mes a mes, me llenaba de frustración y desesperación.

Les cuento esto porque durante todo este proceso, aprendí que por tener el Síndrome de Ovarios Poliquísticos o cualquier otro trastorno en nuestros órganos reproductivos, no quiere decir que debemos dar por sentado que no seremos madres.

Hace unos días recibí un correo de alguien que me contaba que le habían diagnosticado matriz infantil y que no sabía qué hacer, pues su deseo es ser madre; es por eso que decidí consultar al ginecólogo-obstetra panameño, Juan Carlos Vega Malek, quien me aclaró de una vez que este concepto está totalmente en desuso, no existe.

Todas aquellas mujeres que hayan recibido un diagnóstico de matriz infantil, tienen que saber que no es así, la condición en sí, el concepto como tal no existe. El doctor Vega explica que "este era un concepto que se manejaba antes...está descartado, la matriz o el útero puede ser de diverso tamaño y eso no impide que la paciente pueda quedar embarazada...esto no existe, al menos que la paciente tenga alguna malformación uterina...el tamaño del útero no tiene que ver con la fertilidad". 

Este sin duda, es un tema complejo. El especialista recomienda que la paciente que recibe este erróneo diagnóstico, debe buscar una segunda opinión médica. Es a través de un ultrasonido vaginal que el ginecólogo revisará bien a la paciente, verá sus órganos reproductivos, podrá realizar la medición del útero y es allí donde se podrá dar cuenta si hay alguna malformación uterina.

Si existe una malformación uterina, de igual forma la paciente puede quedar embarazada, sin embargo; Vega señala que hay varios tipos de esta condición, tema que podríamos tratar en otra nota del blog.

Lo que si se debe tener en cuenta, es que "las malformaciones uterinas son congénitas y no tienen tratamiento", lo que quiere decir que la paciente tendría que tener relaciones sexuales normales y regulares para poder lograr un embarazo.

En definitiva, cuando recibimos un diagnóstico en el que se nos menciona la palabra "infertilidad", es natural alarmarnos, pero es sumamente importante buscar una segunda opinión médica para conocer realmente lo que está pasando en nuestro cuerpo que nos impide lograr un embarazo. Nunca perdamos la FE, si tienen alguna duda con respecto al tema, no duden en escribirme al correo electrónico creciendoconmamapanama@gmail.com y aquellas mujeres que quieran ir al consultorio del Dr. Juan Carlos Vega Malek, pueden pedir su cita al número telefónico 6618-9215. ¡Que Dios me las bendiga!

PERFIL

Marilyn Cejas de Miranda

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros.

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente es que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.